OTROS

ARROZ CON LECHE

Ingredientes, para 6 raciones:
1 l de leche

200 ml de nata líquida para postres o crema de leche

150 g de arroz bomba o arroz de grano redondo

150 g de azúcar

1 pizca de sal

cuatro tiras de piel de limón

1 rama de canela

1 cucharadita de aroma de vainilla

canela molida

1.- Vierte la leche en un cazo y añade nata o crema de leche, la rama de canela partida, las pieles de limón, una pizca de sal y el arroz. Muévelo un poco y deja que vaya cociendo el arroz. Cuando empiece a hervir, baja un poco el fuego, pero no tiene que dejar de hervir. Puedes ir removiendo de vez en cuando hasta que el arroz quede blando.

2.- Tras 20 minutos cocinando, verás que está espesando. Añade el azúcar, una cucharadita de esencia de vainilla, y déjalo entre 5 y 10 minutos más al fuego. Remueve de vez en cuando. Retíralo cuando la textura esté cremosa.

3.- Retira la piel de limón y la rama de canela. Sirve el arroz con leche en raciones individuales, no demasiado grandes. Una vez frío, espolvorea con un poco de canela a través de un colador. Si lo haces con el colador, la canela quedará mucho mejor repartida.Arroz con leche

Arroz con leche

Mi consejo: Si te gusta más espeso, puedes añadir un poco más de arroz, si por el contrario, lo prefieres más caldoso, rectifica al final con un poco de leche.

Para cortar la piel del limón bien fina, sin la parte blanca (amarga mucho) usa un pelador y verás qué fácil te resulta.


FLAN DE VAINILLA

Ingredientes, para 4 raciones:
Para el caramelo:

3 cucharadas de azúcar (50 g9

3 cucharadas de agua

Para el flan:

250 ml de leche

2 huevos

50 g de azúcar

1 cucharada de esencia de vainilla

1.- Coloca en el cazo tres cucharadas de azúcar y tres cucharadas de agua. Mezcla y llévalo al fuego. Mueve el cazo de vez en cuando y, cuando tenga el color dorado deseado, vierte el caramelo en la flanera donde vas a hacer tu flan. Mueve el molde para cubrir todos los rincones de la base. Si lo prefieres, puedes repartirlo también por las paredes. Reserva.

Preparación del flan
2.- Vierte la leche templada en un bol. Añade tres cucharadas de azúcar (50 g)y mezcla con una cuchara para que se disuelva. La leche templada, no caliente. Incorpora los huevos y una cucharada de esencia de vainilla (puedes usar si lo prefieres vaina de vainilla o azúcar vainillado). Mezcla todo bien con una batidora o con unas varillas.

3. Vierte la mezcla en la flanera que has caramelizado. Este flan es pequeño y puedes doblar o triplicar las cantidades si lo has a hacer en un molde más grande.

4.- Coloca un poco de agua en la olla rápida. Más o menos dos centímetros de altura. Lleva el flan a la olla y tapa la flanera. Si tu flanera no tiene tapa, coloca un plato boca abajo para tapar el flan. De esta manera evitarás que caiga agua en tu flan de vainilla.

Preparación del flan de vainilla

5.- Tapa la olla y enciende el fuego. Cuando la olla alcance la presión suficiente y suba el indicador de presión, baja el fuego y déjalo tres minutos. Pasados lo tres minutos, retira la olla del fuego y deja que pierda la presión. El indicador bajará y podrás abrirla con facilidad.

6.- Saca el flan de vainilla de la olla y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Una vez que esté frío, cubre con papel film o aluminio y llévalo al frigorífico. Déjalo hasta que esté completamente frío. Yo lo suelo dejar toda la noche, pero con cinco o seis horas puede ser suficiente.

7.- Después de las horas de enfriado, despega el borde del flan de la flanera y cubre con un plato boca abajo, como te indico en el vídeo. Si le cuesta caer, hazle unos movimientos rápidos derecha izquierda y caerá con toda facilidad. Puedes servirlo decorandolo con unas guindas confitadas y una hojita de menta.

Te sugiero que veas también este recopilatorio de 5 sorprendentes recetas de flanes. Tienes deliciosos flanes diferentes a éste.

Flan de vainilla

BUÑUELOS DE CREMA Y NATA

Ingredientes
Para 20 a 25 buñuelos

150 g de harina

250 ml de litro de agua

4 huevos

1 limón

50 g de mantequilla

5 g de sal

10 g de levadura química o polvos de hornear

aceite para freír

azúcar para rebozar

Ingredientes para la crema pastelera:

2 yemas de huevo

250 ml de leche

20 g de maicena

75 g de azúcar

1 cucharadita de vainilla

Ingredientes para la nata montada o chantilly:

250 ml de nata líquida (35% de mat grasa)

75 g de azúcar

1.- Puedes preparar la crema pastelera al fuego o al microondas. Vierte en un cazo la leche y la maicena y mezcla con unas varillas. Añade las yemas de huevo, el azúcar y un poco de vainilla. Bate de nuevo. Lleva el cazo al fuego y, sin dejar de remover con las varillas, calienta a fuego moderado hasta que espese. Cuando la crema haya espesado, retira del fuego. Vierte la crema pastelera en un plato y tapa con film, haciendo que el film esté en contacto con la crema. De esta manera, evitarás que se seque y forme costra. Deja enfriar a temperatura ambiente y, luego, llévalo a la nevera hasta el momento de usarla.

Si la preparas en el microondas, deberás calentar en un recipiente apto y sacarlo cada minuto para batir la crema. Cuando salga espesa, ya puedes verterla en un plato y seguir los pasos que te acabo de indicar.

Relleno de nata montada:
2.- Mezcla el azúcar con la nata bien fría. Bate primero con poca potencia y, luego,ve aumentando la potencia. Cuando veas que la nata ya ha espesado, ya la puedes guardar en el frigorífico hasta el momento de utilizarla.

Buñuelos de viento:
3.- Calienta el agua al fuego. Añade uno o dos trozos de piel de limón (puedes ayudarte de un pelador para cortar la piel de limón muy fina y sin la parte blanca), la mantequilla y una pizca de sal. Deja que hierva hasta que se derrita la mantequilla y retira la piel del limón.

4.- Mezcla harina y la levadura química o polvo de hornear. Vuelca de golpe esta harina en el cazo de agua hirviendo y, sin retirar del fuego, remueve hasta obtener una masa muy dura. Retira del fuego y sigue mezclando. Deja reposar durante 5 minutos.

5.- Añade un huevo a la masa y remueve hasta que se integre y la masa tenga una consistencia muy espesa. Añade el segundo huevo, mezcla de nuevo y así sucesivamente hasta haber incorporado los cuatro huevos. Es importante añadirlos de uno en uno. Debes obtener una masa cremosa y algo espesa.

Preparación de los buñuelos de viento rellenos de crema y nata

Preparación de los buñuelos de viento rellenos de crema y nata6.- Coloca una sartén al fuego con abundante aceite, aunque he utilizado aceite de oliva virgen extra, puedes usar el que habitualmente emplees para freír. Toma una porción de masa con una cucharilla de postre y, con otra cucharilla arrastrala y déjala caer en el aceite caliente. Debes dejar una buena separación entre los buñuelos de viento porque crecerán muchísimo. Recuerda que los buñuelos tienen que flotar en el aceite.

7.- A la vez que se fríen, verás que se van girando ellos solos. Puedes moverlos para separarlos y que tengan espacio suficiente para darse la vuelta. Cada uno de los buñuelos va a abrirse y, con ello, saldrá la parte de dentro cruda y crecerá hasta quedar totalmente hueco por dentro. Este es el TRUCO: deja que crezcan y no te apures si se abren, es lo normal para conseguir que queden huecos.

8.- Cuando estén bien dorados, saca los buñuelos a un plato con papel absorbente y pásalos inmediatamente por el azúcar sin dejar que se enfríen. Cuando se enfrían, el azúcar ya no se adhiere.

6.- Para rellenar los buñuelos de viento, hazles un pequeño corte con unas tijeras y con la ayuda de una cuchara o de la manga pastelera, rellénalos al gusto con la nata o la crema bien frías.

Buñuelos de viento rellenos de crema y nata

Anuncios