GUARNICIÓN DE VERDURAS

MENESTRA DE GUARNICIÓN

Ingredientes, para 2 personas

  • 450 g de menestra en conserva
  • 250 gramos de patatas
  • 2 ajos
  • 150 gramos de jamón serrano
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

Fotografía de los ingredientes necesarios para esta receta

1.- Coloca en una sartén un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y fríe ligeramente los dos ajos cortados en láminas. Cuando se doren, añade una cucharada sopera de harina y deja que se tueste durante uno minuto aproximadamente.

2.- Añade el jamón picado en pequeños daditos y saltealó hasta que cambie de color. Debes tener cuidado de que no se te seque.

3.- Añade la menestra de verduras con su jugo a la sartén y deja que cueza hasta que espese el caldo.Con la harina, el caldo espesara y tendrás un plato delicioso. Rectifica de sal antes de apagar el fuego.

4.- Pela las patatas y córtalas en rodajas de medio centímetro. Fríelas en una sartén o freidora.

5.- Añade las patatas fritas a al menestra de verduras justo en el momento de servir.

Si preparas la menestra de verduras con verduras frescas, el proceso es parecido. Hay que limpiar las verduras (elige las que más te gusten) y cortarlas en trozos de bocado. Se cuecen quince minutos en agua con un poco de sal y luego se añaden al sofrito de jamón. Se añade parte del caldo de la cocción y se dejan cocer hasta que estén bien tiernas.

Menestra de verduras

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE BACALAO Y GAMBAS.

Ingredientes:

  • 15 a 20 pimientos del piquillo o dos botes de cristal (según lo grandes que sean te van a salir más o menos.)
  • 150 g de bacalao desalado
  • 75 g de gambas peladas
  • harina para rebozar
  • 2 ó 3 huevos para el rebozado
  • aceite para freír

Para la bechamel:

  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 600 ml de leche
  • una nuez de mantequilla
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada

1.-En una sartén con un poco de aceite de oliva, saltear el bacalao y las gambas. Una vez cocinado reservar.

2.-En un cazo o sartén, colocar dos o tres cucharadas de aceite de oliva y una nuez de mantequilla.

3.-Añadir dos cucharadas de harina colmadas y rehogar. Cuando se empiece a dorar, añadir la leche poco a poco sin batiendo enérgicamente con las varillas para que no se hagan grumos.

4.-Agregar la sal correspondiente, la pimienta y la nuez moscada al gusto. una vez que haya espesado se le añade el pescado que habíamos reservado. Mezclar bien y dejar que se enfríe .

5.-Escurrir los pimientos y, con la ayuda de una cuchara rellenar.

6.-Rebozar cada pimiento en harina y luego pasarlos por huevo batido.

7.- Freír en abundante aceite y, cuando el huevo se empiece a dorar retirar uno a uno de la sartén y dejarlos en un plato sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

8.-Servir caliente.

*Si los vas a congelar, una vez rellenados, los colocas en una bandeja sobre film transparente separados entre sí y los guardas en el congelador. Cuando se hayan congelado, ya puedes meterlos en una bolsa y así podrás sacar las unidades que necesites cuando los vayas a cocinar. ¡QUÉ APROVECHE!


CALABACÍN REBOZADO

Ingredientes, para cuatro a seis raciones

  • 1 calabacín
  • 2 huevos
  • harina
  • un manojo de perejil
  • 2 ajos
  • aceite de oliva
  • sal

1.- Lava el calabacín y corta el extremo del tallo. Sin pelarlo, corta rodajas de unos 3 milímetros (finas, pero que no transparenten).

2.- Extiende las rodajas de calabacín y ponles un poco de sal. Mientras sueltan parte de su agua, se puede ir preparando el rebozado.

3.- Coloca dos huevos en un plato y añade un buen manojo de perejil y dos ajos bien picados. Sazona con la sal correspondiente y bátelo bien todo junto con un tenedor.

4.- Seca con un papel absorbente o un paño de cocina todas las rodajas de calabacín. Colócalas encima de un papel absorbente.

Preparación de calabacín rebozado

5.- Prepara la sartén con un buen chorro de aceite de oliva y, mientras se calienta, pasa las rodajas de calabacín por un plato con harina (puedes usar maicena si lo quieres preparar sin gluten) y luego por el huevo batido.

6.-Colócalas en el aceite caliente hasta que se doren por ambas caras. Una vez doradas, déjalas en un plato sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite. Haz lo mismo con todas las rodajas.

Solomillo de ternera a la plancha con calabacín

Anuncios